Las carnes

Perol frito, carne de orza

En todas las comarcas de nuestra Comunidad se efectuaban matanzas de cerdos, y existen desde siempre formas tradicionales de conservación de las carnes para poderlas aprovechar en su integridad, desde los embutidos, salazones, ahumados, etc. Existe una que es común en su forma de preparación a todas ellas, y cuyo nombre varía según zonas, pero no así el resultado. Es la conservación durante todo el año de las carnes por el aceite de oliva.

Ingredientes:

Preparación:

  1. En una sartén honda con abundante aceite de oliva, freiremos a fuego medio todas las carnes (salarlas normalmente para freir) por separado.
  2. Cuando estén doradas, se sacan y se dejan a enfriar durante 24 horas a temperatura ambiente.
  3. En orzas o botes de cristal, iremos arreglando las carnes por separado siempre, para no mezclar sabores.
  4. Cuando lo tengamos, llenaremos los recipientes con aceite de oliva hasta cubrir con una capa de dos centímetros por encima de las carnes.
  5. Si luego se guardan en un lugar fresco, seco y oscuro, este tipo de conserva dura todo el año.
  6. Cuando se utilice, puede o no calentarse al gusto, o usarse como cualquier carne frita o embutido frío.

Libros recomendados...