Bizcochos

-

Pastis de figues seques, Pastel de higos secos

Los higos secos son un clásico de la cocina mediterránea, no solo como fruto seco para todo el año, sino en deliciosos dulces, como el "panfígol" o pan de higos, sino como complemento o protagonista de platos y postre en general.
Os ofrecemos una receta ancestral de postre que además puede ser merienda y con la ventaja del aprovechamiento del pan sobrante del día anterior. Para enriquecerla, se deja añadir otros frutos secos triturados como complemento o decoración.
Como toda la cocina tradicional, no tiene recetas cerradas, sino que cada cocinero deja volar su imaginación y su sabiduría culinaria para redondearla a su gusto.

Ingredientes:

Preparación:

  1. En un cazo grande calentaremos la leche con la barrita de canela hasta que esté tibia, la retiraremos del fuego, quitaremos la ramita de canela y pondremos en ella el pan a remojo, tras cortarlo a rebanadas.
  2. Mientras el pan se empapa y deshace un poco, batiremos en un bol adecuado los huevos y los añadiremos al cazo junto con el azúcar, la harina, la cucharada de mantequilla y la ralladura del limón.
  3. Removeremos todo bien hasta que se haya deshecho la mantequilla y se forme una masa consistente y más o menos homogénea, momento en el que añadiremos los higos cortados a trocitos, removiendo e igualando la mezcla.
  4. Si vamos a añadir otros frutos secos, éste es el momento junto a los higos.
  5. Engrasamos un molde con mantequilla y vertemos todo el contenido del cazo.
  6. Calentaremos el horno a fuego medio y lo coceremos hasta que esté en su punto, de 35 a 40 minutos según el horno.
  7. Una vez frío, desmoldeamos y servimos a porciones.
  8. Para la decoración, la imaginación del cocinero (siropes, miel, mermeladas, frutos secos, panfígol a láminas, etc...)

Bizcochos