Comarca Rural
Lectura: Un pliegue en el tiempo

Se entiende?
¿Toda la verdad?

- Si, es cierto - continuó Luis - es cierto que no sabéis toda la verdad. Pero todo lo que he contado si es verdad, aunque algunas cosas no tenía la certeza de que es lo que iba a pasar.

Lo primero que tenéis que conocer es que hace ya muchos años que se conoce el modo en que funciona el tiempo. 

Más o menos desde mediados del siglo 20. Una parte muy importante de los presupuestos de algunos gobiernos han sido destinadas a estudiar el tiempo, pero tengo que deciros que la energía que se necesita para simplemente asomarse a otra época es tan enorme que es prácticamente imposible.

Se han hecho algunos experimentos y se han conseguido transportar algunos pequeños objetos a otras épocas.

(1)Entre ellos hay un mazo que fue encontrado incrustado en unas piedras de épocas en las que los dinosaurios campaban por la tierra y algún pequeño objeto más.

La energía que se necesitó fue tan enorme que dejaron de intentarse más trasportes.

También se descubrió que era inútil porque bastaría que una persona, como es mi caso, viajara al pasado para que se iniciara una nueva línea de tiempo.

He dicho una nueva línea de tiempo, no que la que dejó se modificara, esa línea continua.

Hay infinitas líneas de tiempo y en cada una el futuro es distinto.

No llegamos a pensar que se pueda cambiar el futuro. Ha de pasar algo muy grave, como por ejemplo que Hitler no hubiera nacido, para que se cambiara totalmente el futuro, lo otro son pequeñas variaciones.

Os voy a poner un ejemplo. Hace tiempo que en mi tiempo está más penalizado el derribar un árbol que el matar a una persona. El mundo es prácticamente un basurero, las grandes selvas no existen consumidas por el egoísmo humano. Quizás podríais pensar que sería una buena cosa que yo avisara de la que va a pasar. No, queridos amigos, es inútil. Nadie me creería y si algunos lo hicieran, las grandes empresas me harían desaparecer, es más, quizás es eso lo que temen y por eso me atacan.

- Pero nos terminas de decir que no se puede viajar en el tiempo - dijo Pat.

- Efectivamente - dijo Luis - pero no he dicho eso exactamente. He dicho que se necesita tal cantidad de energía que es imposible hacerlo por medios humanos, pero de siempre se ha efectuado a través de pliegues en el tiempo o agujeros que se forman por descargas energéticas estelares del sol o por otros fenómenos. Una vez conocido esto se han hecho algunos viajes aprovechando esos agujeros en los pliegues del tiempo.

- ¿Entonces tu viaje ha sido queriendo? - continuó Pat.

- Si, queriendo si, pero sin tener la seguridad de que iba a pasar. Cabía la posibilidad porque mi hermano encontró documentación que hablaba de un extraño personaje que había aparecido, no se tenía la seguridad de la fecha, en la Foradada de las Columbretes a principios del siglo 21. Como mi hermano es astrónomo tenía la información de que, de un momento a otro se tenía que producir un agujero y cabía la posibilidad que fuera en las Columbretes. Sabiendo que mi obsesión era dejar de vivir en mi época, me propuso el que nos llegáramos a las columbretes y si teníamos suerte y estábamos en el sitio justo a la hora propicia, podía ser yo el extraño personaje que apareciera en este siglo.

Como veis, si que fue lo que pasó.

- ¿Y por que esa obsesión tuya por dejar tu época? - dijo Joan - ¿Querías ver las selvas?.

- No, por supuesto que me gustaría verlas y estoy gozando con la comida, pero es algo mucho más importante que todavía se puede encontrar en esta época y es imposible en la mía. Es algo tan importante, al menos para mi, que estaba dispuesto a hacer cualquier sacrificio por lograrlo y experimentarlo. - No nos tengas en vilo - dijo Rose Marie - que buscas aquí.

- El amor, querida amiga, el amor de una mujer.

Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él.
Louis Pasteur

Un pliegue en el tiempo

Esta web utiliza cookies para mejorar su navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.