[stdr/cabecera.htm]
[stdr/menu_i.htm]
[cocina/cabecera_interior.htm]
Como hacer ...
Tomate en conserva

Tomate en conserva
Es tan sencillo de preparar como larga es su conservación y natural su uso. Hoy tenemos tomates naturales todo el año y no digamos conservas enlatadas de todo tipo, pero la mejor forma de conservar el tomate de cosecha propia sigue siendo la misma de siempre. Después lo utilizaremos sin ninguna diferencia con el tomate fresco.

Ingredientes:

- tomates
- sal
- laurel
- aceite de oliva

Preparación:

Prepararemos primero los envases en que lo vayamos a guardar, preferentemente de vidrio, y los esterilizaremos bien hirviéndolos en agua durante 5 minutos (desde que hierva el agua).

Una buena costumbre es guardar los envases de vidrio de cierre hermético de las conservas que compramos en el supermercado, lavándolos, secándolos bien en el escurridor de la cocina, y guardándolos en un lugar seco. Lo esterilizaremos cuando vayamos a usarlo lavándolo varias veces e hirviéndolo durante 5 minutos.

Si queremos hacer los tomates enteros, los pelamos tras escaldar la piel durante unos segundos en agua hirviendo. Si nó, podemos triturarlos y tamizar en un colador para sacar piel y semillas.

Le agregaremos un 10 por ciento de sal y removeremos, y una o dos hojas de laurel por kilo.

Envasaremos hasta que falte medio centímetro para el borde del recipiente, acabe de llenar hasta el borde del recipiente con aceite de oliva para que quede el mínimo de aire o ninguno, y cierre de inmediato.

Si queremos prolongar su conservación de forma indefinida, asegurarse de que el envase sea hermético (nunca cierre con corcho) y como en todas las conservas, hierva a baño maría durante 30 minutos. Puede sobrepasar (de largo) el año de vida.

A las 24 horas del cierre y esterilización, se debe comprobar si se ha hecho el vacío; para ello, además de observar si la superficie de la tapa se ha hundido ligeramente (si es metálica) hacia adentro, podemos golpearla con una cuchara de madera. Si el sonido es hueco, no está bien cerrado. Sabremos que se ha hecho el vacío en los botes cuando observamos que el centro de las tapas queda hundido. Del mismo modo, al abrirlas, debe costarnos hacerlo (la tapa ofrece resistencia y se abre con un "plop") igual que las conservas compradas.

En la Comunidad Valenciana era tradicional envasar ya una parte del tomate preparado como pisto, añadiendo la cantidad al gusto de pimiento verde y rojo y dientes de ajo (pelados o no al gusto), para que fuese directamente del envase a la sartén.


 

Almibar y conservas
Fabricantes/Distribuidores
Para inclusión contacte a través del botón en cabecera
Le interesa
Turismo
Comunicacion y servicios
Promocione su negocio