Entretenimiento y cultura

-

El futuro imperfecto.

La divina proporción.

Es muy posible que usted camine por la vida pensando que muchas cosas son casuales. Esté usted seguro de que no es así.

Existen cosas que nos definen, nos hacen ser más sensibles, apreciar muchas maravillas que solamente alcanzamos cuando pasamos unas fronteras imaginarias que hacen que seamos conscientes de mucha belleza que para otras personas no existe. Pero, todos, hayan atravesado esa frontera o no, inconscientemente se sienten atraídos por ciertas formas, músicas, objetos, etc...

Estas divinas proporciones se encuentran en muchísimas cosas, pero en este pequeño artículo solo trataremos someramente la divina proporción áurea. ¿Que no sabe que es esto? ¡pero si la está viendo todos los días!

Veamos una tarjeta de crédito.

¿Como llegaron unos sesudos señores a decidir que todas tenían que ser de esta medida? ¿casualidad? No, tiene la divina proporción áurea que la hace agradable a sus ojos.

Si ponen dos tarjetas de crédito como muestra el grabado y trazan una recta, verán que las atraviesa de la esquina de una a la de la otra. Es la divina proporción.

¿Pero existe en más sitios? ¡por supuesto! Las fachadas de las catedrales, los cuadros de los grandes pintores, los televisores, e inclusive en el ser humano y muchos vegetales y animales.

En un rectángulo, la proporción áurea se saca multiplicando el lado corto por 1.618, pero la proporción no está solamente en rectángulo, está en una infinidad de objetos.

Pero como la cuestión de los números es muy aburrida, vamos, solamente, a poner unos cuantos ejemplos y si os gusta, seguiremos con el tema.

Por lo pronto saber que esta divina proporción se llama PHI y se representa con la letra griega...

¿Que pasa si dentro del dibujo de la tarjeta la partimos con un rectángulo áureo más pequeño?...pues que tenemos un rectángulo áureo y un cuadrado perfecto. ¿Y si partimos este con otro rectángulo dentro de el, exactamente lo mismo, tenemos un rectángulo áureo y un cuadrado...etc

¿Y si con un compás trazamos el área de un círculo dentro de ellos...¡pues que tenemos la concha de un Nautilus. La proporción áurea es muy amiga de la naturaleza.

Como veis, las divinas proporciones están en una enorme cantidad de objetos, animales, plantas, etc...esperamos que hasta un nuevo artículo, seais capaces de buscar estas divinas proporciones cuando mireis a un edificio, a una flor o sencillamente a una mujer hermosa.