Entretenimiento y cultura

-

Nada nuevo bajo el sol.

Lanas Aragón

A pesar del tiempo transcurrido, Lanas Aragón es una empresa que permanece en la memoria de muchos valencianos.

Lanas Aragón y sus establecimientos hermanos, Ademar, Hogar Complet, Marcol, Saturn Española, etc... son recordados, sobre todo, por el inmejorable trato que recibía, no solamente el cliente, también los empleados. Ernesto Martínez Colomer, su dueño, supo tratar (en mi caso “tratarnos”) no solamente como empleados, éramos familia. Y cuando nombro a Ernesto Martínez también quiero decir a su esposa y familia.

Lanas Aragón era la empresa en la que la gente se sentía arropada, considerada y querida. En el Facebook montado por mi hace ya algunos años, se ve la familiaridad que todavía permanece en los ex-trabajadores que vamos quedando.

En una visita de las que Ernesto Martínez hacia para ver a su gente, vino a Creaciones Marcol en la calle Cuenca, en la que yo era aprendiz. Después de pasarme la mano por el hombro, le preguntó a la encargada, Amparo Pla, que como se portaba el “xiquet”. Amparo le dijo que muy bien. Después me pregunto que me gustaba, yo le dije que leer y que cada semana me compraba un libro de Tarzán de los monos. Eso está muy bien Paquito -dijo, y dirigiendose a Amparo le indico- Amparo, a Paquito le da cada semana de mi parte lo que cuesta el libro de Tarzán.

Los libros costaban cinco duros, pero para mi fue como si me dieran un millón y todavía le agradezco a Ernesto Martínez aquellas semanas en las que seguí percibiendo mis cinco duros aunque ya había terminado la colección de Tarzán de los monos.

Lanas Aragón una gran empresa y Ernesto Martínez una grandisima persona.